Hidratación profunda

¿QUÉ ES LA HIDRATACIÓN PROFUNDA?

Existen numerosos productos de tipo cosmético que contribuyen a mantener hidratadas las capas superficiales de la piel. Así actúan diversas cremas, serums y lociones. Sin embargo, hasta ahora ha sido difícil conseguir una hidratación adecuada de la piel a nivel profundo. El adecuado aporte de agua es imprescindible, pero el efecto del paso de los años y las agresiones solares tienden a darle a nuestra piel un aspecto opaco y envejecido, donde los múltiples micro-pliegues que empiezan a producirse sutilmente, terminan haciéndose evidentes.

En la actualidad existen ya productos que, inyectados en las capas superficiales de la piel, consiguen una hidratación profunda y duradera que aporta una luminosidad, una elasticidad y una textura más juvenil a la piel que habitualmente más sufre de deshidratación: la piel de la cara y cuello, la zona del escote y las manos.

La técnica de infiltración es sencilla: mediante agujas de inyección muy finas, el cirujano va infiltrando superficialmente en las zonas afectadas un producto comercial que contiene una mezcla de ácido hialurónico y manitol. El ácido hialurónico es el producto inyectable que más se usa para suavizar las arrugas o depresiones de la piel. El manitol es un polímero que se lleva usando en medicina desde hace años para captar agua: ha sido de gran utilidad en el tratamiento de edemas cerebrales, para sustituir al plasma sanguíneo y existe una amplia experiencia médica sobre su uso.

¿QUÉS ES EL BÓTOX?|PULSA AQUÍ

La utilización de estos productos está permitiendo, mediante procedimientos sencillos de consulta y costes razonables, conseguir recuperar una textura, turgencia y tacto de la piel, que parecían destinados a  perderse a medida que los pacientes se hacían mayores.

Los procedimientos de hidratación profunda no pretenden reemplazar a un lifting quirúrgico, ni tampoco conseguir el efecto voluminizador que tienen las inyecciones de productos de relleno, pero sí consiguen aportar en esas zonas más afectadas por la pérdida de hidratación cutánea profunda un nuevo aspecto más juvenil y terso. Aunque no se trata de resultados permanentes, la aplicación periódica de estos tratamientos poco agresivos consigue retrasar significativamente los efectos del envejecimiento cutáneo.

MAS INFORMACIÓN